Biología De La Artritis Reumatoide Y Alimentos Que Mejoran Sus Síntomas

La artritis reumatoide, es una enfermedad inflamatoria crónica, caracterizada por la afectación simétrica de las articulaciones y la presentación de diversos síntomas generales extra articulares. Si no se le realiza un tratamiento adecuado, esta enfermedad puede llegar a producir importantes limitaciones físicas, y deterioro en la calidad de vida.

Los síntomas que se producen son: por dolor, tumefacción y rigidez o dificultad de movimiento en diversas articulaciones pequeñas y grandes.

Asimismo también los pacientes que padecen de una artritis reumatoide, preceden de manifestaciones articulares incluyendo sensaciones de cansancio, malestar, fiebre ligera, inapetencia, y pérdida de peso corporal.

Una cura definitiva para la artritis reumatoide

En los periodos de agudización, las personas que la padecen pierden el apetito, la energía, se fatigan constantemente, periodos de fiebre, produce anemia. Con estos síntomas se afecta literalmente la membrana muscular, los hueso, músculos, y tendones.

Este tipo de artritis, es mucho más común en el sexo femenino, y suele aparecer en personas adultas mayores, pero puede iniciarse en cualquier etapa de la vida.

Las articulaciones que se ven más afectadas con este tipo de artritis son: los codos, hombros, cuello, mandíbula, las caderas, rodillas, tobillos, y pies.

Produciendo así, dolor hinchazón, hipersensibilidad, enrojecimiento, y dificultad en la movilidad.

Alimentos que ayudan a tratar la artritis

Algunos alimentos reducen la inflamación, la rigidez y el dolor de las articulaciones, se destacan por reducir la progresión  y los síntomas, varían desde  frutas como: ciruelas, arándanos, granadas, cereales, especias, jengibre, cúrcuma y aceites y tés específicos.

Estos alimentos producen una serie de efectos que benefician el organismo, y reducen las citosinas inflamatorias, la rigidez,  y el dolor en las articulaciones, así como disminuye el estrés oxidativo.

Pescado graso y frutos secos

Los ácidos grasos omega-3 disminuyen la Proliferación de sustancias químicas que propagan la inflamación.

El pescado graso también contiene vitamina D, que previene la hinchazón y el dolor.

El omega 3 es indispensable para personas que sufren de esta enfermedad.

El aceite de oliva

Contiene una sustancia que bloquea las enzimas, tres cucharas soperas de aceite de oliva extra virgen equivalen a una décima de dosis de ibuprofeno.

Este lo puedes usar con una cucharada al día en sopas y vegetales.

Pimientos, cítricos y alimentos en vitamina C

La vitamina C es ideal para proteger el colágeno, aunque es beneficioso, no se puede abusar, ya que  sus grandes cantidades pueden llegar a ser contraproducentes.

Lo ideal es comer entre 200 y 500 miligramos al día, es por eso lo necesario y recomendable de comer alimentos con vitamina C, no suplementos.

Cebollas

Las cebollas contienen quercetina, un antioxidante que puede inhibir sustancias inflamatorias,

Las manzanas, las coles y los tomates cherry también son ricos en quercetina. Basta con tomar, una ración de alguno de estos vegetales al día.

Té verde

Estudios revelan que ciertos componentes antioxidantes que tiene el té verde pueden disminuir la severidad de la artritis.

Alimentos que se deben evitar

El marisco y carnes rojas

El consumir estos alimentos genera que la acumulación de ácido úrico en la sangre, que forma cristales que dolorosamente se asientan en las articulaciones.

No es recomendable ingerir más de 17 gramos carne magra, pollo o pescado al día. El resto de aporte de proteínas se debe completar con legumbres.

Aceite de soja

Estos aceites tienen altos niveles de ácigos grasos omega-6, que provocan un aumento de la inflamación, causando así mas dolores en los huesos.

Azúcar

Algunos estudios explican que el azúcar puede provocar un aumento de la inflamación, por eso es necesario consumir poca azúcar.

Causas que producen la artritis reumatoide

La mayoría de las causas que producen una artritis, es la hereditaria, la que se produce debido al material genético.

La invasión de bacterias y virus, que perturban el sistema inmunológico.

Lesión o traumatismo en alguna articulación.

Una bacteria, virus, o algún hongo en una articulación.

La obesidad y debilidad muscular puede ser también una de las causas ya que los músculos débiles no sostienen a las articulaciones de manera adecuada.

Factores de riesgo en la artritis reumatoide

Los factores que pueden aumentar el riesgo de artritis reumatoide incluyen los siguientes:

El primer factor es el sexo, las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de padecer artritis reumatoide.

Otro puede influir en la edad, puede comenzar a los 40 y 60 años.

El tabaquismo también contribuye el riesgo de presentar artritis reumatoide, particularmente si tienes una predisposición genética para contraer la enfermedad.

El estar expuesto a algunos elementos tales como el asbesto o la sílice podría aumentar el riesgo de presentar artritis reumatoide.

La Obesidad, también influye ya que  las personas con sobrepeso pueden tener un riesgo.

Este tipo de artritis, también puede sufrir ciertas complicaciones y aumenta el riesgo con las siguientes enfermedades:

Osteoporosis: debido a los elementos que se emplean la artritis pueden incrementar el riesgo de osteoporosis, una afección que debilita los huesos y los hace más propensos a fracturarse.

Infecciones: La enfermedad y muchos de los medicamentos que se usan para combatirla pueden alterar el sistema inmunitario, lo cual conlleva un mayor nivel de infecciones.



Deja un Comentario

Leer más
Loción de Té Rojo y Limón para el Cabello Graso

La loción de te rojo y limón para el cabello es uno de los mejores remedios naturales para el cabello...

Cerrar