Cómo Dejar De Fumar Sin Engordar

Tú puedes dejar de fumar sin engordar

1

Muchas personas triunfan al abandonar el perjudicial hábito de fumar cigarrillo pero luego, en un intento vano por sustituirlo, se dejan vencer por la ansiedad de comer en exceso y dando paso así a nuevos problemas de salud.

Si formas parte de este valeroso grupo humano que trabaja para erradicar definitivamente el tabaco de su vida, seguramente te habrás hecho la siguiente pregunta: ¿Cómo dejar de fumar sin tener que engordar o subir de peso?

Toma las previsiones necesarias y lleva a cabo desde ya un plan que te permita seguir tu destino más saludable, porque se ha comprobado que después de haberle dicho adiós al cigarrillo puedes aumentar hasta más de cinco kilogramos.

ENFÓCATE EN ACTIVIDADES Y ALIMENTOS SANOS

yogurt

Aquí te brindaremos varios trucos que puedes poner en práctica independientemente si has elegido como plan la utilización de parches para reducir el deseo de fumar, dietas especiales, terapias y la ingesta de productos 100 % naturales.

1.- Organiza tu tiempo libre: Durante las horas fuera del trabajo, el mantenerse activo y, especialmente, ocupado te alejará de la tentación de comer y fumar. Al enfocar la mente en actividades sanas, productivas y que exigen tu atención, estarás evitando pensar en las comidas saturadas de grasas y azúcar, y también en el tabaco.

2.- Elige refrigerios saludables: Es fundamental que pongas límites a la ansiedad que posiblemente pueda manifestarse luego de comenzar a dejar de fumar. Es por ello que para defenderte debes tomar precauciones y proveerte de refrigerios que llevarás a todas partes, aunque sin exagerar en sus porciones o cantidades. Alimentos sanos tales como yogurt, frutos secos y gelatinas bajas en azúcar serán grandes aliados para evitar la ansiedad y conquistar la meta trazada.

CREA TU ESTILO Y COME CINCO VECES AL DÍA

Sencillos tips para comer sano 1

3.- Cuida tus bebidas: Durante el proceso de abandonar el cigarrillo es muy recomendable que no ingieras bebidas alcohólicas ni tampoco azucaradas como refrescos con gas o jugos procesados industrialmente. Estos niveles de azúcar aumentan innecesariamente la cantidad de calorías y, por tanto, gramos de peso corporal. Muchas personas suelen optar por beber un buen número de tazas de café para disminuir la ansiedad o la sensación de hambre, sin embargo, se ha comprobado que la cafeína en grandes cantidades representa un alto riesgo para el organismo. Lo mejor es  beber agua abundante y té sin azúcar, los cuales serán beneficiosos para tu organismo.

4.- Actívate al máximo: Uno de los mejores remedios para reducir los niveles de ansiedad lo puedes hallar en la actividad física, por ejemplo, mediante la realización de caminatas que se extiendan por media hora y pedalear bicicleta también durante treinta minutos. Esta rutina puede ser diaria o interdiaria y, además de ayudarte para combatir el estrés, te reportará óptimas condiciones físicas.

5.- Divide tus tiempos de comida: Si la ansiedad por comer aumenta tú mismo puedes diseñar una estrategia que consiste en dividir los tiempos de comida. Es decir, no tendrás tres sino cinco comidas a lo largo del día, aunque cada una con porciones limitadas de alimentos. Crea de manera divertida tu propio horario y estilo para desayunar, almorzar, merendar y cenar. El objetivo de este plan es que comas varias veces pero en pocas cantidades, manteniendo así tu peso corporal y también lejos del cigarrillo.

LIMPIA TU CASA Y COMPARTE METAS CON TUS AMISTADES

6.- Elige alimentos sanos y bajos en calorías: Cuidar tu alimentación es clave fundamental para lograr el éxito en la meta de dejar de fumar y, en paralelo, no subir de peso. Es importante que evites la tentación de todos aquellos alimentos saturados de azúcar y grasas, por ejemplo, helados, frituras y golosinas. Al contrario, escoge para tu dieta alimentos que sean ricos en nutrientes, fibras y vitaminas tales como frutas, cereales, frutos secos y verduras frescas.

7.- Desecha toda la comida chatarra: Seguramente, todavía tienes en la dispensa unas cuantas bolsitas de papas fritas y otras golosinas. Pues bien, llegó la hora de la renovación, desecha toda esa comida porque ya no la necesitarás. Libérate de todos aquellos alimentos que signifiquen una tentación para comer y que solo podrían hacerte ganar kilos adicionales en el abdomen. Durante este proceso de limpieza aprovecha y bota todos los ceniceros de la casa.

8.- Busca un amigo o amiga para compartir: Nada mejor que compartir con amistades todas tus esperanzas, logros y metas en esta etapa de renovación, de una vida más sana, sin tabaco y con el peso corporal que deseas. Busca un amigo a amiga para caminar, trotar, ir al yoga, andar en bicicleta, y hacer ejercicios físicos en general. Además de distraerte y de fortalecer tus vínculos de amistad con esa persona también te motivará a seguir adelante con tu dieta y tu nuevo régimen sin tabaco.

TU CUERPO MEJORA Y NECESITA MUCHA HIDRATACIÓN

beber agua

9.- Busca apoyo profesional: Antes de iniciar cualquier plan, recomendación o estrategia, o en caso de no observar progresos para alcanzar los objetivos inmediatos si ya has comenzado, es importante que consultes la opinión de un médico o nutricionista. Es necesario que tengas presente que una vez que has comenzado a dejar de fumar el metabolismo de tu organismo y la actividad cerebral tendrán cambios significativos como parte de su proceso de mejoría. Es por ello que altamente probable que el apetito aumente y, por tanto, la ansiedad por comer mucho. Consulta estos cambios con el especialista quien te guiará acerca de las mejores opciones y estrategias a seguir siempre en beneficio de tu salud.

10.- Bebe abundante agua: Hidratar suficientemente tu organismo es una de las fases imprescindibles que debes cumplir una vez que tomaste la decisión de dejar de fumar. Es recomendable que durante todas las comidas, y a cualquier lugar que te dirijas, siempre lleves contigo un envase con suficiente agua potable. Incluye aquí infusiones calientes o frías que estén saborizadas con algunas gotas de limón.

Tener disciplina con tus nuevos hábitos alimentarios y tu nuevo estilo de vida le dará salud a tu cuerpo y evitará que ganes peso adicional. Dejar de fumar y mantener el peso con estos consejos es posible con estos trucos.

Recuerda que la nicotina e inclusive el humo del tabaco lesionan los tejidos y funcionamiento de los órganos vitales, y son la causa de diversos tipos de cáncer y otras enfermedades de gravedad ¡Dile no al cigarrillo, y sí a la vida, sí a tu salud!

Te Recomendamos mirar los siguientes artículos:



Deja un Comentario

Leer más
Problemas de cabello frecuentes

Hay ciertos problemas de cabello que son más frecuentes, los cuales siempre están presentes por diferentes motivos. Este tipo de...

Cerrar