Los Niños Aumentan De Peso Por Comer Fuera De Su Casa

Es probable que un niño al comer fuera de casa pueda engordar y no solo un niño. Todos al comer mal fuera de casa, podemos engordar.

Debemos considerar algunos conceptos, antes de conversa sobre este tema. Conceptos que nos ayudaran a esclarecer el por qué, este artículo versará sobre los niños, y sobre el hecho de comer afuera.

Los niños, son considerados dentro del ámbito de la Salud Pública mundial, como una población vulnerable, ya que a su edad casi hasta los 12 años, dependen absolutamente dl apoyo de otros para poder alimentarse y desenvolverse con éxito dentro de la sociedad. Y aunque aun a los 12 años, no se hallan ya en la mayoría de edad, pueden tener un poco más de independencia en cuanto a movilizarse del colegio a la casa, o dentro incluso de las tareas de la casa.

comida chatarra kids 2mlfcsm8k570

Niños… en riesgo

Un niño, es visto por muchos como el complemento ideal para un hogar, algunos han incluso descrito en documentales que una casa, no es hogar si hoy niños dentro quien lo animen. Puede ser, según lo que la pareja conciba como hogar y según su deseo de procrear o de tener descendencia.

A nivel médico se le conoce a niño a toda aquella criatura cuya edad este entre el año y los doce años. Antes del año de vida, son conocidos como lactantes mayores y menores, y luego como niños o infantes. Y hasta los doce años, ya que en esa etapa inician los cambios corporales y por ende, se tienen a presentar ya signos de madurez corporal y humoral que los hace ser catalogados medicamente dentro el renglón de adolescentes o púberes.

A nivel social, los niños son una población objetivo, de la cual se pueden derivar, la mayor cantidad de actividades y acciones sociales, debido a que de la atención y el fortalecimiento de esas acciones, dependerá que el niño crezca y evolucione como un ser completo, y que puede tener una consolidación en su desarrollo como ser dentro de la Sociedad. Y debe ser visto en su comportamiento longitudinal como el adulto que producirá ciertos eslabones de seguridad para la concreción de una sociedad estable y rentable.

Comida fuera de casa

Comer fuera de casa no debiera ser una causal de estudio en el sobre peso y la condición de salud del niño y del grupo familiar. Y les comento el porqué de este razonamiento. Si una familia tiene buenos hábitos alimentarios, al comer fuera de casa, buscara hacerlo de la misma forma, quizás en sitios y lugares donde se sirvan distintos sabores y exquisiteces, pero ciertamente, tendrá la misma línea de alimentación. Y si se llegara a salir de esa línea continua de alimentación sana, seria momentáneo, pero no sería la costumbre.

buenos habitos alimentarios

La familia que suele comer ensaladas, saldrá a comer a algún restaurante o sitios, donde pueda probar más ensaladas exóticas o con ingredientes, distintos a los que frecuenta tener en su despensa.

Igualmente, cuando una familia tiene hábitos de alimentación erróneos, al comer fuera de casa, pues cae en exaltar esas conductas alimentarias. Y al estar fuera de casa, pues abusan e incrementan, en base a esas conductas. Y es allí donde radica la peligrosidad del comer fuera de casa. Pero más allá de todo lo que se pueda comer fuera de casa, el tema son los hábitos que tenemos dentro de casa y que una vez, que salimos a comer por fuera, buscamos mantenerlos o consentirnos aún más y darnos rienda suelta dentro de un patrón de consumo erróneo.

Patrones alimentarios

Los niños, como seres en crecimiento y donde se están formando muchas estructuras corporales, atraviesan en su organismo un proceso denominados anabolismo y en ese proceso, justamente, se vienen a conformar las estructuras de los aparatos y sistemas del organismo. Esas estructuras como músculos, dientes, y regeneración de células a velocidad incrementada, requiere de un mayor aporte de energía, pero a su vez, requieren de un mayor aporte de descanso. Cosa difícil en algunos niños en edad de crecimiento. Sin embargo, puede ser equilibrada con una buena rutina de alimentación, descanso y recreación diaria. Los niños requieren esas fases en su día a día.

En cuanto a la alimentación, debido a este proceso anabólico, los niños requieren mayor cantidad de energía, de calorías y nutrientes, motivo por el cual, quizás pudieran comer una variedad de alimentos mucho más grasos que los adultos se deben restringir, como es el caso de las meriendas e incluso alguno que otro helado a mitad de tarde.

nuticion en los ninos

He de decirles que un niño sano tiene la libertad de comer de todo, siempre y cuando lo haga con equilibrio y donde la actividad física refuerce la combustión de exceso de energía otorgada en el alimento.

Si tienes dudas de cuáles serían las cantidades y el tipo de alimentos que convienen más a tu pequeño según la edad que tiene, lo más conveniente es que acudas a un especialista, en este caso un Pediatra o un Nutricionista.

Ellos son los especialistas que, en caso de estas dudas e inquietudes, pueden orientarte hacia un modelo de alimentación familiar, más idónea, más saludable y conveniente, no solo para el niño sino para toda la familia. El niño repite, la conducta que aprenden de los adultos y en vez de corregir al niño, debemos orientar y fortalecer los conocimientos y conductas de los padres.

Artículos Recomendados:

Hasta la próxima!!!

Lcda. Mary Rondón.



Deja un Comentario

Leer más
Champú Casero de Aguacate para el Cabello Seco

El aguacate es uno de los productos naturales que cuenta con importantes propiedades para solucionar los problemas del cabello, ya...

Cerrar