¿Qué Significa Ser Normal?

Normal, uno de los términos más difícil de comprender y definir.  Todos entendemos por normal aquellas cosas de las que estamos acostumbrados, es aquello que se nos ha inculcado desde pequeños y nos enseña a comportarnos de alguna manera.

Es allí, que cuando alguien se comporta o tiene una personalidad distinta a nosotros, de una vez pensamos que son seres no normales.

Sin embargo, este término suele ser demasiado subjetivo, éste muchas veces depende del contexto donde se presente, es decir de acuerdo a los preceptos que tengas como persona.

Este concepto teórico siempre está establecido sobre los principios prácticos, por los cuales decimos si una persona es o no es normal.

Se aplica a todo aquello que se encuentra en su estado natural y sirve como normas y reglas.

Muchas veces lo normal se ha definido como una actividad mental, conocimiento, habilidades y actitudes que le permiten a una persona modificar y adaptar su conducta.

Sin embargo, nosotros como seres humanos muchas veces si tenemos algunas diferencias que no pueden verse como discapacidades, sino al contrario pueden catalogarse como habilidades y actitudes adquiridas.

En el campo de la sociología, un comportamiento normal es el que satisface lo establecido en su entorno cultural.

Lo normal y anormal

Tal vez has escuchado a una persona decir “éste no es normal” y hace referencia es a una persona que no actúa de acuerdo a los principios que la misma tenga establecidos.

lead large

Aquellos que consideramos que no es excéntrico, raro y que es algo razonable, lo podemos encapsular en los parámetros de la normalidad, sin embargo, esto muchas veces no puede considerarse como viable, por los muchos ejemplos que vemos en la historia, uno de ellos el régimen nazi o los fanatismos religiosos.

Por lo tanto, lo anormal es justamente lo contrario, lo que escapa de lo común y de la lógica.

Bien es cierto que la sociedad muchas veces se establece con normas y principios para el vivir en un espacio justo.

Sin embargo, lo normal no tiene que ser lo mejor, intentar ser una persona normal, muchas veces nos puede convertir en personas infelices y esto porque vivimos siempre buscando agradar a los demás.

Ser diferente es ser divertido 

Muchas veces las personas que son diferentes hacen la vida más divertida, ya que rompen los esquemas de la normalidad y viven en un constante desafío.

Es allí donde surge la necesidad de ser distinto, para no todos caer en la monotonía de ser iguales.

ser diferente como emprendedor 721x450

Ser único es una virtud, es por eso que siempre debemos cuidar nuestras actitudes, tal vez buscando encajar en los preceptos sobre la “normalidad” perdemos la esencia de ser quien realmente somos y no hay nada más frustrante que perder el enfoque de nuestras vidas y vivir encapsulados en una manera de pensar impuesta por la sociedad.

Y aunque a veces el ser diferente nos produce miedo, tenemos que siempre buscar seguir nuestro instinto y nuestros sueños, aun cuando estos parecen algo alocados.

Los grandes genios con personalidades raras

Al parecer todo depende de la personalidad, es por eso que jamás podemos buscar ser pragmáticos, acá alguno de los genios que vivieron con excentricidades, vicios y manías extrañas.

Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, nunca quedó libre de los vicios, pues era adicto a la nicotina.

Su dependencia al cigarrillo le causaba arritmias cardiacas y a pesar que luego padeció de un cáncer a causa del cigarro, jamás fue capaz de dejar ese gran vicio que lo consumía.

Albert Eisten, era considerado el genio que no podía hablar, sus padres llegaron a pensar que él pequeño sufría de alguna enfermedad mental; solo a los 9 años fue que logró decir palabras coherentes y hablar con muchísimo más fluidez.

Su mente viaja más rápido que sus palabras, lo que lo llevo años después a formular la teoría de la relatividad.

einstein1

Thomas Eddison, quien señalaba que el dormir solo le parecía una pérdida de tiempo. Solo tenía dos horas de sueño diario, dormía pequeñas siestas.

resized thomas alva edison

El matemático John Forbes quien recibió el Premio Nobel de Economía en el año 1994, a los 29 años se le diagnosticó una enfermedad mental llamada esquizofrenia, que lo dejo prácticamente marginado frente a la sociedad, sin embargo, a pesar de eso y sus alucinaciones, tuvo una pronta recuperación en el año 1980.

Vicente Van Gogh, pintor neerlandés, tuvo una tortuosa vida, conocido por todo el mundo como el pintor que corto su oreja, también se le consideró como un bebedor compulsivo y se suicidó en 1890.

autorretrato

Ludwig van Beethoven, pianista y compositor alemán, hijo de un abusivo y alcohólico padre. Beethoven padeció de una increíble sordera a partir de los 30 años, sin embargo, esto no le impidió componer uno de sus grandes trabajos después de perder la audición.

Con estos ejemplos visibles y reales, podemos observar que muchas veces la rareza en las personas es lo que realmente puede producir un poco de genialidad, esto no quiere decir que se respalden los vicios y las manías que afectan la integridad física de  estas personas, sino más bien nos hace ver que lo que muchas veces nos parece normales pero no lo son.



Deja un Comentario

Leer más
imagen: cabello sedoso
Champú Casero de Té Verde para el Cabello Graso

Este champú casero de té verde para el cabello graso es sumamente especial, ya que el té verde cuenta con...

Cerrar