Síntomas De Enfermedades De La Tiroides Y Consejos

Una de las enfermedades o patologías más comunes de esta última década son  las que tienen relación con la glandular tiroides. Muchos creen que la tiroides es muy mala es algo como “el coco” o “el loco” de los cuentos infantiles con el que nos asustaban cuando éramos niños.

Para muchos hablar de tiroides es sencillamente caer en desánimo y hasta frustración porque a nivel médico le han indicado que todos esos síntomas y muchas molestias de las que esta somatizando tienen que ver efectivamente con, el mal estado de la tiroides. Para lo cual la solución en muchos casos es tomar una píldora que según las recomendaciones médicas fueron que debía consumirlas diariamente, de por vida.

Y es que cuando te dicen que debes hacer algo de por vida, es como si te pusieran una cadena perpetua que ni por qué lo expliquen de mil maneras podrás comprender. Es como si sintieras que te ponen una cadena con la que debes arrasar. Así sucede con los tratamientos y diagnósticos de la tiroides donde les indican a los pacientes que son temas de salud de los cuales no podrá recuperarse con facilidad.

Un poco de humanidad

tiroides 1 kP5E  620x349@abc

En este sentido es bueno y oportuno recalcar que aunque el medico es una persona capacitada en el área médica, no es el dueño absoluto de la verdad. Muchas personas asumen con mucha severidad los diagnósticos médicos y se autocondenan. Es necesario que comprenda que usted no sufre de la tiroides porque si, se ha venido dando en su organismo una serie de sucesos según los cuales ese organismo ha tenido que reaccionar de manera, continua y agresiva inclusive, dando por sentado que no está seguro.

Es que la tiroides es, ese timbre que indica que ocurre algún tipo de peligro y coordina en efecto una reacción en cadena que conlleva al organismo a responder de manera apresurada, alerta, y con respuestas rápidas.

Caso 1.

Una persona que tiene un ambiente laboral en extremo presionante y opresor, donde tiene condiciones de trabajo fuera de lo humanamente aceptable o bien que su pago no corresponde con el  nivel académico exigido y además se puede, ver sometido a malos tratos o directrices confusas en el trabajo lo que hace que pueda tener menor cantidad de claridad en el rumbo a seguir con sus acciones. Cómo esta esa persona?? Totalmente alterada. Entristecida, frustrada impotente. Pero su cuerpo le aliena y la sostiene para que continúe que siga adelante con sus labores. Y así lo hace, pero eso no quiere decir que no sienta malestar ni mucho menos que no sienta la presión en su cuerpo, que sus músculos se tensen, que la cabeza duela y los dientes rechinen de noche. Que no pueda dormir y que el cabello se le caiga.

Y cuando acude al médico le dicen estas sufriendo de la tiroides, y es verdad, pero lo que no es verdad ni se asume es que esa persona, antes de sufrir de la tiroides sufría de una condición laboral muy extrema con lo cual su organismo no soportó tantas alertas, y se vio en la obligación de enfermarse para manifestar su malestar.

8 cosas que puedes hacer para combatir la pérdida del cabello por tiroides

Caso 2.

Un dama luego de un día estresante en su trabajo llega a casa, donde desde que abre la puerta ve todo regado los niños corriendo de un lado al otro, gritería, la comida sin hacer, los platos sin lavar, la casa desacomodada, acostado y sentado consigue a su esposo, y a los niños pidiendo la cena. Se cambia, se baña y comienza a hacer la cena y a recoger la casa. La frustración, las ganas de llorar que siente al conseguir la casa así, la impotencia de tener que hacer todo sola, el alterarse y armar un lio por la poca ayuda y colaboración que reciben, todo ello, genera día tras día, un timbre de alerta en ese organismo. El cabello se comienza a ver, ya no tiene deseo sexual, el cansancio se apodera de ella, pero no duerme, ya no le provoca arreglarse y anda por la vida, triste y callada. Esos también son síntomas atribuidos a la tiroides,  pero que en realidad, tuvieron sus inicios en otras condiciones familiares.

Caso 3.

515561 1

Un caballero después de un accidente de transito queda en estado de alteración surgiendo de noche, palpitaciones, insomnio, dificultad para respirar, exoftalmia, dolores de cabeza, temblores en las manos y se adelgazado enormemente. No puede estar en ambientes cerrados, se siente paranoico, se altera de nada y se puede poner incluso agresivo si lo llevan al límite. El mismo no sabe que le sucede, acude al médico y luego de los exámenes, le indican que sufre de la tiroides. Inicia la medicación pero, el origen no es la afectación de la tiroides es el trauma que sufrió y quedo con la emoción fijada ahí, como un shock. Por ende, no se recupera fácilmente.

Lo mejor que una persona puede hacer para identificar lo que le hace daño es, ser amable consigo  misma. Una revisión exhaustiva el cómo se siente y desde cuando se siente así, es posible que le de luces para hallar las respuestas que necesita. Pasear, caminar, hacer algún tipo de deporte, conversar con amigos, viajar y acudir a consultas de terapias alternativas puede hacer mucho bien, tanto, que quizás ya cuando menos lo espere, ya no sufra de la tiroides.

Artículos Recomendados:

Hasta la próxima!!!

Lcda. Mary Rondón

Autora del Libro “Poderes Sanadores”.



Deja un Comentario

Leer más
Ejericicos para Eliminar la Celulitis

Hoy en día hay muchas personas en el mundo que tienen celulitis y las que sufren más son las mujeres....

Cerrar