Todo Sobre El Hipertiroidismo

Conoce más sobre el hipertiroidismo, causas, consecuencias y tratamiento

Una de las enfermedades de la tiroides es el hipertiroidismo que junto con el bocio, la tiroiditis, el hipotiroidismo y los tumores conforman los peores enemigos de esta simpática glándula endocrina llamada tiroides. Situada específicamente en la región anterior del cuello, pegada a la tráquea, está conformada por un delgado istmo que une sus lóbulos laterales, a lo largo de la mitad inferior del borde lateral del cartílago tiroideo; a veces se distingue el llamado lóbulo piramidal, proyección en forma de dedo, dirigido hacia arriba, que arranca del borde superior del istmo, levemente inclinado hacia la izquierda con respecto a la línea media.

Los lóbulos miden aproximadamente dos centímetros, tanto de grueso como de ancho y cerca de cuatro centímetros de longitud; el derecho suele ser mayor y más vascularizado. El peso de este órgano es, en promedio, de 20 gramos.

iStock 823268986 e1508845454951

El tejido glandular es rojizo y lobulado, tapizado por una fina cápsula fibrosa, que separa el órgano de las estructuras circundantes. Este tejido, visto al microscopio, aparece constituido por células epiteliales de forma cúbica o cilíndrica, organizadas de modo que delimitan pequeñas cavidades en forma de saco, llamados folículos o vesículas, en cuyo interior está contenido  un material proteico, el coloide, segregado por las células. Estas captan del coloide las moléculas de tiroxina (T4) y triodotironina (T3), las dos hormonas que contienen yodo y las introducen en la rica red vascular que rodea a los folículos.

Además se observan células planas situadas muy cerca de los folículos, llamadas parafoliculares, destinadas a la fabricación de la hormona calcitonina, importante factor de regulación del metabolismo calcio fosfórico.

Enfermedades más comunes de la tiroides

El tiroides como todos los demás órganos, puede sufrir procesos inflamatorios agudos o crónicos, llamados tiroiditis y procesos tumorales benignos (adenomas) y malignos (carcinomas). Además algunas afecciones causan una producción excesiva de hormonas tiroideas, integrando el cuadro clínico del hipertiroidismo; otras, por el contrario, reducen la producción de hormonas, dando lugar al hipotiroidismo.

5a5162d2d07f7Untitled design (2)

En ciertas condiciones de hipofunción mínima, el tiroides aumenta de tamaño, en respuesta a los mecanismos de control (estimulación hipofisaria), que tienden a compensar el déficit funcional mediante el incremento de la masa de tejido glandular; se trata del llamado bocio simple o eutiroideo.

Qué es el hipertiroidismo

Se trata de una situación patológica debida al exceso de producción y secreción de hormonas tiroideas; es la condición opuesta al hipotiroidismo; donde todo el organismo está inundado por una gran cantidad de hormonas tiroideas, que causan un incremento difuso del metabolismo.

El exceso de las hormonas tiroideas, puede ser la causa del fenómeno de la disociación de la fosforilación oxidativa: en las mitocondrias de las células los metabolitos energéticos son quemados en presencia de oxigeno, para producir energía utilizable por la célula, para sus actividades biológicas, la energía producida es almacenada en compuestos químicos altamente energéticos, que fijan ácido fosfórico a la adenosina hasta formar adenosintrifosfato (ATP), dicho proceso se llama fosforilación.

diagnóstico hipotiroidismo cuidatutiroides

El exceso de T4 y T3 bloque la posibilidades transferir la energía liberada por la oxidación en los compuestos fosfóricos del ATP, así la energía solo puede ser utilizada y se disipa bajo forma de calor, las células por su parte, queman cantidades cada vez mayores de metabolitos en un estado hipermetabólico, en el intento de compensar el defecto de energía disponible. Estos dos factores, por lo tanto, serían responsables de la alteración celular: la escasez de energía disponible y el excesivo y continuo consumo de metabolitos. De la suma del daño de todas las células, se origina el cuadro clínico de la enfermedad.

Formas clínicas más frecuentes en el hipertiroidismo

En las formas clínicas más frecuentes se distinguen: El hipertiroidismo con bocio difuso parenquimatoso o enfermedad de Flajani -–Basedow – graves. Hipertiroidismo con bocio difuso multinodular y el hipertiroidismo con bocio circunscrito uninodular o enfermedad de Plummer.

Los casos sin bocio, es decir, la tumefacción del tiroides de cualquier naturaleza, sólo se da su ausencia cuando se trata de las fases iníciales de la enfermedad, por lo general cada una de las formas clínicas del hipertiroidismo está acompañado de un incremento de volumen del tiroides (bocio).

Síntomas más frecuentes del hipertiroidismo

30111819 l

El paciente hipertiroideo presenta una serie de síntomas que componen un cuadro clínico de fácil reconocimiento, se trata de un sujeto muy inquieto, con los ojos brillantes, redondos, a veces con protrusión, más o menos graves de uno o ambos globos oculares; la piel es delgada, caliente sudorosas; las manos se agitan hasta temblar, los reflejos están exaltados; habla velozmente, mostrando una ideación vivaz y concitada; padece de intolerancia al calor, sudoración profusa, con continua pérdida de peso, aún comiendo con gran apetito; a veces tiene diarrea; está ansioso, a menudo insomne; se queja de una fuerte astenia, más evidente en la raíz de los miembros, especialmente inferiores, con dificultad especial para subir las escaleras; percibe taquicardia; disnea incluso en modestos esfuerzos; se le hinchan las piernas por la noche; relata dificultades para ver hacia arriba y a los lados, sensación de hinchazón y escozor en los ojos, especialmente por las mañanas; refieren algunos pacientes dificultad sexual y alteración del ritmo de la menstruación.

Los familiares dicen que ha adelgazado, que se ha hecho hiperexcitable e intolerante, se porta de forma distinta a la habitual, que el humor es lábil e inconstante y la voluntad, inconsciente.

Gravedad y complicaciones frecuentes ligadas al hipertiroidismo

En la mayoría de los casos es fácil la aplicación de un tratamiento que regule y domine el cuadro clínico sin problemas especiales, con tan sólo ponerse en un adecuado control médico con un médico endocrino. El único punto oscuro sigue siendo la posible presencia de una enfermedad ocular grave, al igual que el riesgo también de padecer la llamada “tempestad tirotóxica”.

22460

Posiblemente se trata del acontecimiento más dramático en el ámbito de los síndromes por hiperfunción tiroidea; los factores desencadenantes pueden ser enfermedades, traumatismos, intervenciones quirúrgicas de tiroides u otros órganos, un tratamiento terapéutico anti tiroideo con yodo radiactivo o un parto; parecen verse más afectados los sujetos del sexo femenino y los que tienen enfermedad de Basedow, el mecanismo patogénico parece ser el de una repentina introducción en la circulación de cantidades elevadas de hormonas.

Aparecen fiebre elevada, sudoración profusa y diarrea con pérdidas graves de líquidos y sales; la tensión arterial disminuye; el paciente esta taquicárdico, es decir tiene frecuencia cardiaca elevada; pueden aparecer alteraciones importantes del ritmo cardiaco e insuficiencia cardiaca congestiva. La intervención terapéutica adecuada debe aplicarse con prontitud y normalmente resuelve la situación.

Esperamos que esta información sirva de ayuda para estar alerta en caso de que presentes alguno de los síntomas, o uno de tus familiares o amigos crea tener algún problema, sin dejar de recomendare que lo más seguro en caso de sospecha, lo mejor es acudir a un médico especialista que revise, siga y de tratamiento adecuado a cualquier anomalía.

Artículos Relacionados:



Deja un Comentario

Leer más
Remedios para el Cabello Largo

El cabello largo es el sueño de muchas mujeres, pero hay muchas razones que impiden que el cabello crezca de...

Cerrar